martes, 11 de octubre de 2011

Amor, corazón, lamento.


Como siempre el amor me puede.
 Siempre me enamoro cuando menos debo hacerlo, siempre me pasa lo mismo, ¿por qué a mi? ¿por qué me enamoro de alguien del cual no voy a ser correspondido? 
Creo que algún día tendré respuestas a todas estas preguntas, mientras, esperaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario